Catálogo Académico 2017-2018 Academic Catalog

Estándares Comunitarios

Los hombres y las mujeres de Dios son aptos para el servicio cristiano en función de carácter moral, logro académico y dones espirituales. Entre sus características deben estar presentes la compasión por las personas, la sensibilidad a las necesidades de las comunidades de las que son parte, el compromiso con la justicia, una carga por la obediencia a la voluntad de Dios en la tierra, la integridad personal, un deseo de moral crecimiento, y la responsabilidad mutua. Se espera que los estudiantes y empleados del Seminario Teológico Fuller exhiban estas características morales.

Los estándares éticos del Seminario teológico Fuller son fundados sobre un entendimiento de la Escritura y un compromiso con su autoridad respecto a todos los asuntos de la fe y de la vida cristiana. La comunidad del seminario desea también honrar y respetar la tradición moral de las iglesias que nos confían a sus estudiantes para su formación. Estos estándares morales abarcan todas las áreas de la vida, pero dadas algunas confusiones prevaleciente sobre ciertas áreas obliga a la comunidad a hablar claramente acerca de ellas. Los estudiantes que reciben capacitación en una disciplina para la cual existen estándares éticos profesionales están sujetos a ellos también.

La inscripción en o el empleo por el Seminario Teológico Fuller incluye el compromiso de cada individuo de adherirse a todas las políticas y estándares éticos publicados por el seminario.

Siete declaraciones de estándares comunitarios son afirmadas por toda la comisión directiva, facultad, administradores/directores, personal, y estudiantes del seminario. Estos son:

  1. Integridad académica
  2. Matrimonio y divorcio
  3. Respeto por las personas y la propiedad
  4. Normas sexuales
  5. Abuso de sustancias
  6. Política contra el acoso sexual
  7. Política contra la discriminación ilícita

En cuanto a la aplicación de estas normas comunitarias, el seminario insta a la confrontación verbal en amor cuando cualquier miembro de la comunidad siente que otro miembro no está en harmonía a lo que la Biblia enseña acerca de la conducta cristiana. El seminario, por lo tanto, alienta a las personas a seguir, cuando sea factible, los pasos de confrontación verbal y diálogo descritos en Mateo 18:15-22.

El seminario apoya a cualquier miembro de la comunidad que tenga la necesidad especial de buscar educación y asesoramiento. El seminario se compromete a extender amor cristiano a los involucrados en conflictos, conflictos conyugales o en lucha por la identidad sexual; y a demostrar perdón individual por medio de Cristo para todo fracaso humano.

El uso de los procedimientos disciplinarios del seminario se debe considerar siempre como último recurso. Sin embargo, de ninguna manera eximen al seminario de hacer todos los esfuerzos posibles para guiar una búsqueda honesta de la verdad, para alentar a posiciones saludables de sexualidad, para apoyar la vida familiar estable, o para modelar las relaciones comunitarias que transmiten respeto por las personas y propiedad.